Aplicaciones en conflicto Windows 10

La forma más sencilla de desinstalar aplicaciones de Windows 10 es desde la pantalla de inicio.

  • Pulse el logotipo de Windows en su teclado o haga clic en el icono de Windows en la parte inferior izquierda de la pantalla.
  • Simplemente haga clic con el botón derecho en el mosaico de la aplicación en conflicto y, a continuación, seleccione desinstalar. Algunas aplicaciones no se pueden eliminar, por lo que es posible que no vea la opción de desinstalación.
  • Pulse el logotipo de Windows en su teclado o haga clic en el icono de Windows en la parte inferior izquierda de la pantalla y pulse "Configuración".
  • Seleccione Sistema y luego toque Aplicaciones y funciones. Puede ordenar la lista de aplicaciones por nombre.
  • Seleccione la aplicación en conflicto de la lista y, a continuación, toque o haga clic en el botón de desinstalación.
  • Reiniciar Windows